Uno de los principales tratamientos corporales en Jerez de la Frontera es la depilación, por eso en este post vamos a contarte cómo ha evolucionado esta técnica con el paso del tiempo.

Se cree que el origen de la depilación se remonta a la prehistoria, época en la que los humanos vivían en las cavernas. Los arqueólogos creen que se utilizaban las piedras como herramienta para deshacerse del pelo que podía dificultar la caza.

Si nos remontamos a la época de las pirámides, observamos cómo los miembros de la alta sociedad se depilaban todo el cuerpo. La importancia de la depilación en esa época era mucha, ya que los sacerdotes y sacerdotisas no podían entrar en los templos con vello corporal. Este tratamiento lo hacían con diversas cremas depilatorias a base de sangre de animales, ceras o con elementos abrasivos como sílex, cobre o hierro.

En Grecia se tenía una concepción de belleza similar a la egipcia, un cuerpo depilado era el ideal de la juventud, belleza y salud. Para depilarse empleaban velas, piedra pómez y ceras creadas con sangre animal. Posteriormente en la India ya se encontraban herramientas de depilación similares a las actuales como son las navajas de cobre o el hilo.

En el siglo XVIII se inventó la primera máquina de afeitar utilizada por mujeres. Jean-Jacques Perret creó esta máquina que tenía un borde de metal sobre una cuchilla.

Ya entrado el siglo XX aparecieron muchos avances como la primera máquina de afeitar de cuchillas intercambiables inventada por King Gillete. Además, en 1920 se empieza a popularizar el uso de la cera de abejas para arrancar el vello de raíz. A lo largo de ese siglo aparece una necesidad mayor por deshacerse del vello corporal, esto hace que surjan otros métodos como la primera máquina de afeitar de dos cabezales o la depilación láser.

Ahora que hemos hecho un recorrido por la historia de uno de los principales tratamientos corporales en Jerez de la Frontera, no dudes en contactar con Mafalda Salón de Belleza, son verdaderos especialistas en depilación.